Los influencers son esas personas con poder y capacidad para influir en el resto. Por eso las marcas se los rifan. Sin embargo, gestionar una campaña con influencers no es tan sencillo. Elegir a las personas correctas, monitorizar la campaña y conseguir los resultados previstos puede resultar más difícil de lo que parece.

Hay que tener en cuenta que esta figura se ha convertido ya en una profesión. Muchas personas en todo el mundo viven de prescribir artículos a sus seguidores. Os recomiendo la lectura de este artículo en el que se aborda este tema.

En este post os doy algunas recomendaciones para gestionar una campaña con influencers y no morir en el intento.

Cómo gestionar una campaña con influencer

El primer paso es decidir si necesito un influencer o no. Puede parecer algo obvio pero a menudo muchas empresas se lanzan a la piscina y gastan mucho dinero que después no les repercute positivamente. Por ello, os recomiendo leer antes este otro artículo.

No obstante, sntes de elegir a cualquier persona aconsejo estudiar cuál es el perfil de sus seguidores y la interacción a través de los comentarios y los me gusta.

¿Para qué sirve un influencer?

Un influencer sirve para dar a conocer una marca o un negocio lo que debería traducirse en un incremento de las ventas. Pero no siempre es así. El éxito de una campaña con influencers dependerá de muchos factores que iré desgranando en el artículo.

Gracias a un influencer puedo dar a conocer una marca desconocida. Habitualmente esto se ha hecho siempre con la publicidad, por lo que contratar a un influencer es otra manera de dar a conocer a una empresa que está empezando. También puedo contar con influencers para gestionar la transformación digital de empresas tradicionales. Por ejemplo, si tengo una empresa de conservas y quiero dar el salto a las redes sociales puedo acompañar este proceso con una campaña de influencers.

Otro motivo para contratar a un influencer es aumentar las ventas de una empresa. Por ejemplo, si por algún motivo noto que mis ventas han disminuido en los últimos meses puedo contratar una campaña con influencers para reflotar las ventas.

Tipos de influencers

1- A cambio de producto

Son los últimos del escalafón. Estas personas tienen unos cuantos miles de seguidores pero no los suficientes como para exigir una retribución económica a cambio de recomendar un producto o servicio. Por ello trabajan a cambio de producto. Es decir, la empresa les regala un producto o les invita a probar sus servicios. A cambio, ellos publican su experiencia en sus redes sociales.

Por ejemplo, un nuevo restaurante organiza una cena con influencers para que puedan probar sus platos y recomendar su local en Instagram. Otro ejemplo puede ser una empresa de moda que saca al mercado un nuevo bolso y se lo envía a algunas influencers para que lo prueben. En ambos casos las empresas no les pagarían una cantidad económica, solo regalarían el bolso y la cena.

El número de seguidores que puede tener una persona para cobrar una tarifa o trabajar a cambio de producto difiere con el sector. Por lo general suelen tener menos de 10.000 seguidores. Ante la duda, lo mejor es ponerse en contacto con ellos y preguntarles directamente.

2- Micro influencer

Son los que tienen un nivel de influencia a medio camino entre unos y otros. Por lo general, sus cuentas tienen entre 10.000 y 30.000 seguidores aunque todo depende del sector. Lo que para unos puede ser mucho para otros es poco. Estas cifras son orientativas. Dependen de su grado de acción, de su sector y de su lugar de influencia.

3- Macro influencer

Los macro influencers son aquellas personas que acumulan miles y miles de seguidores en sus cuentas de Instagram, Twitter, Facebook y Youtube. Dentro de este grupo se incluyen también las personas famosas que aprovechan las redes sociales para ampliar su fama y generar más negocio. Los macro influencer tienen una gran influencia pero muchos cobran tarifas que no pueden ser asumibles por cualquier empresa por lo que hay que valorar antes si nos merece la pena la inversión.

Si somos una empresa a nivel nacional o internacional y queremos una gran repercusión podemos contratar a algunos de estos influencers. Ellos nos ayudarán a dar a conocer nuestros productos y nuestra empresa.

Acciones con influencers

Con los influencers podemos llevar a cabo muchas acciones diferentes. Dependerá de nuestro objetivo final. Estos son algunos ejemplos.

  • Sorteos: Podemos dar al influencer alguno de nuestros productos para que lo sortee entre sus seguidores. Hay muchísimos ejemplos similares en Instagram. Es una buena manera de dar a conocer la marca. Además, podemos aumentar el número de seguidores si pedimos que una de las condiciones para participar en el sorteo sea seguir el perfil de la empresa.
  • Comisiones: otra manera de colaborar con los influencers es a cambio de comisiones. Es decir, damos un código de descuento al influencer que publicita en sus perfiles y de cada venta se lleva un porcentaje. Es además, una manera de monitorizar las ventas y saber cuál es la repercusión exacta de la campaña.
  • Eventos: podemos organizar eventos a los que invitamos a los influencers para que los retransmitan en directo a sus seguidores. Un ejemplo puede ser un desfile de moda, una sesión de maquillaje, un viaje, una cena, una cata de vinos etc…. Hay que tener en cuenta que muchos influencers cobran una tarifa por acudir a estos eventos además de producto. Por ejemplo, si invito a cinco macro influencers a un crucero, les tendré que pagar por todos los días que dure la travesía además del viaje.

Fases de la campaña

La campaña con influencers tiene una serie de fases que conviene seguir para garantizar su éxito:

1- Objetivos de la campaña

Lo primero que debemos hacer es decidir el objetivo de la campaña. En función de si queremos dar a conocer una nueva empresa o sacar al mercado un nuevo producto o aumentar las ventas o superar una crisis… las acciones serán diferentes.

Otros artículos que pueden interesarte:

2- Selección de los influencers

En este paso conviene detenerse todo el tiempo que sea necesario. Un influencer mal elegido echará por tierra toda la campaña. Hay muchos ejemplos de empresas que no supieron elegir bien a esa persona y perdieron todo el dinero invertido.

3- Elección del mensaje

En tercer lugar, debemos de elegir correctamente el mensaje que queremos transmitir, el tono de la campaña, los hashtags. Y hay que consensuarlos con los influencers. Cada uno tiene su propio estilo. Por ello, se trata de integrar el producto dentro de sus publicaciones habituales para evitar que el consumidor salga huyendo.

4- Seguimiento de la campaña

Hay que hacer un seguimiento de la campaña y controlar lo que se publica. Los influencers suelen ser muy profesionales pero, no obstante, no podemos descuidar la campaña. EL seguimiento nos asegura conocer las impresiones de sus seguidores y saber cómo están recibiendo las diferentes acciones.

5- Resultados

Por último, debemos valorar si la campaña ha sido exitosa, si hemos conseguido los objetivos o si ha fallado. Esto nos servirá para poder hacer un balance y mejorar campañas futuras.

Espero que os haya gustado el artículo y os resulte útil si están planeando realizar una campaña de este tipo. Espero vuestros comentarios. ¡Muchas gracias por leerme! 🙂

Sígueme

María Navajas

Soy María Navajas, periodista de formación y vocación. En este blog encontrarás artículos sobre comunicación, periodismo, marketing y redes sociales.
Sígueme

Soy María Navajas, periodista de formación y vocación. En este blog encontrarás artículos sobre comunicación, periodismo, marketing y redes sociales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *